jueves, 22 de mayo de 2008

lunes, 12 de mayo de 2008

13.





He agotado hasta el último rastro de sueños.








Silencio.
Inmenso.










Miro hacia dentro,
trato de ver transparente mi reverso,
intento encontrar algo que allí estaba,
mía ciencia mecánica inconclusa,
proyecciones que dilataron mis pupilas de algún día.

Incompletas,
las piezas de este robot no coinciden,
el agua se hace noche,
la noche se extiende,
y en el campo el verde no se deja.

Esto no tiene fin,
pero intuyo que algo ha terminado.
El sueño que se presentó,
ya se explica como imposible.





De todas maneras,
una parte de mí llegará hasta el filo,
en verdad,
todo mí llegará hasta el límite más uno,
sin espacio,
hasta que el pecho sea un abismo,
conmigo,
hasta que la sangre sea pavimento,

rozaré con la punta de los dedos el vértigo de caer,
y la ficción de amar.







Una brisa suave y silenciosa me lleva a la otra orilla,
el océano vuelve.
Cuando la corriente me tapa, el agua me absorve,
y el océano me drena.

viernes, 2 de mayo de 2008

dd/mm/aaaa.

Tengo sensibilidad de infante,
estoy a favor de la destrucción por capricho,
del terrorismo lúdico,
de las bombas explotando,
y las balas endulzando.

Ando cerca de la contradicción,
la acaricio,
eso me hace invulnerable.
Tengo la excusa para todo,
eso me hace perfecto e indefectible.

Tengo los ojos sumergidos en agua,
los días se diluyen,
soy un pilar concreto de la extinción,
y esto es simple evolución.

Haré del mundo un lugar inhabitable,
con simple retórica,
Seré la ventana por la que todos saltarán,
al vacío mas ficticio,
a la muerte mas dulce.