martes, 26 de febrero de 2008

Martes.



Estoy aquí.



Sigo aquí.

Y me diluyo entre números y letras,
pierdo fuerzas,
hago intentos,
mantengo un hilo imperceptible que me une con esto.

Y vuelvo a nacer,
rebalsa luz por todos estos días,
que tanto tienen de fantasía como de pavimento.

Me desarmo,
cuento las partes,
no encuentro piezas,
analizo hechos,
me deshago en cada uno.

Mi reflejo,
es otro espejo,
y mis ojos,
este laberinto.

Distinto.