jueves, 22 de mayo de 2008

lunes, 12 de mayo de 2008

13.





He agotado hasta el último rastro de sueños.








Silencio.
Inmenso.










Miro hacia dentro,
trato de ver transparente mi reverso,
intento encontrar algo que allí estaba,
mía ciencia mecánica inconclusa,
proyecciones que dilataron mis pupilas de algún día.

Incompletas,
las piezas de este robot no coinciden,
el agua se hace noche,
la noche se extiende,
y en el campo el verde no se deja.

Esto no tiene fin,
pero intuyo que algo ha terminado.
El sueño que se presentó,
ya se explica como imposible.





De todas maneras,
una parte de mí llegará hasta el filo,
en verdad,
todo mí llegará hasta el límite más uno,
sin espacio,
hasta que el pecho sea un abismo,
conmigo,
hasta que la sangre sea pavimento,

rozaré con la punta de los dedos el vértigo de caer,
y la ficción de amar.







Una brisa suave y silenciosa me lleva a la otra orilla,
el océano vuelve.
Cuando la corriente me tapa, el agua me absorve,
y el océano me drena.

viernes, 2 de mayo de 2008

dd/mm/aaaa.

Tengo sensibilidad de infante,
estoy a favor de la destrucción por capricho,
del terrorismo lúdico,
de las bombas explotando,
y las balas endulzando.

Ando cerca de la contradicción,
la acaricio,
eso me hace invulnerable.
Tengo la excusa para todo,
eso me hace perfecto e indefectible.

Tengo los ojos sumergidos en agua,
los días se diluyen,
soy un pilar concreto de la extinción,
y esto es simple evolución.

Haré del mundo un lugar inhabitable,
con simple retórica,
Seré la ventana por la que todos saltarán,
al vacío mas ficticio,
a la muerte mas dulce.

jueves, 24 de abril de 2008

alt+tab.

Ilusión generada por computadora.

Sexo binario.

Hoy tengo un error en mi pecho.

Hoy no me importa nada,
y hoy nada es relativo.

Los ojos. Las manos. La piel.

El silencio.

Cómo puedo desobedecerme a mí mismo?
El sueño mas lejano.
La voz mas distante.
El vacío.
Ecos.


Fin.

miércoles, 16 de abril de 2008

Anacronismo.






Casi como si no estuviera.

Como si de un momento a otro fuera invisible.

Otro,


e invisible.


Profundo, hondo, no hay casi espacio.
Y a pesar, se siente vacío.


Todos los lugares en el mundo,
todas las puertas,
todas las piernas,
hoy no me sostienen.

Porque no peso. Ni siquiera me sienten.

Hasta mi, la ausencia se me escapa.


Cuántas palabras millas horas deberás cruzar para hundirte en este puente.

Tan solo un sonido,
fino,
tenue.

Imperceptible,
inexistente.

La melodia de un auto-exilio.

De una encadenada cantidad de imágenes inconexas.


Suspendido
.


A la suerte, a la deriva.


Sabes dónde estoy?

Si lo supieras, yo te lo habría dicho.
Pero los ojos se escaparon.

Y si me tuvieras delante,
no me encontrarías.
Dificilmente lo harías.


Y estoy acá, en las palabras huecas, en las gesticulaciones vacìas,
en las expresiones carentes de sentido, aparente.

En las comunicaciones que confunden,
en las letras que se escapan.

Y latitud, tal vez, algún día esté será nuestro secreto.

Yo no escribo.
Nunca lo hice.
Nunca lo haré,
y siempre,
hasta los vértices,

lo negaré.



viernes, 11 de abril de 2008

12:29.






Este es el plan:

no-plan.


Plan desplaneado.

Aplanear.

Apilar planes.

Cortar mil proyectos con tijeras,
subir a un rascacielos.


Tomar todos los trozos de proyectos,
de una bolsa eficiente,
y lanzarlos aleatoriamente,

al vacío más vacío.


Este es el otro plan:



p l a n e a r .



Cortarse y sangrar con el filo del oxígeno.
Tragar nubes.

Clavarse el azul zenit en los ojos.

Guardar un fragmento de no-gravedad en el bolsillo.



Reproducirse.

miércoles, 26 de marzo de 2008

12:12.








Tengo una

g r i e t a ,

irreal.

Un abismo decimal.
Ilógico.
De constelaciones,
nebulosas de sangre.

Estoy lejos.
Distante.

Y aquí,


aquí,



el espacio no tiene peso y mi presencia es ingrávida.

Estoy tan acá,
tan allá,
tan nada,

tan esparcido,
como eléctrico.

Tengo el cosmos en el bolsillo,


y no sé que hacer.